19 nov. 2010

Una peli para recordar

Un día Pedrito fue al cine, pero llegó un poco tarde y vió como la señora de la taquilla le vendia la ultima entrada a un niño negro.

- No es justo! - le grito Pedrito al niño - Yo soy blanco y tengo mas derecho que tu a ver la película

De repente apareció un hombre y le dió su entrada a Pedrito. Que contento se puso! En cuanto entro a la sala y se sento sintio como se metía dentro de la película. El era el protagonista y la verdad es que no le iba demasiado bien a su personaje. Era inmigrante y todos le rechazaban y encima su casa se quemaba.

Al finalizar la pelicula, se desperto! Vaya aventura, había sido un sueño... se había quedado dormido, pero le sirvió de leccion para no volver a tratar con desprecio a una persona diferente a el.

Cuando salió le pidio perdon al niño al que grito pidiendo su entrada y al girarse para ir a su casa se topo con el señor que le dió la entrada, era el hombre que le ayudo a superar sus problemas cuando era el protagoniasta de la pelicula.


No hay comentarios: